Cómo ThinkPad ha cambiado el mundo durante 25 años
< Volver a cuadrícula

Intel y ThinkPad dan voz al profesor Stephen Hawking

Team members of Intel’s Anticipatory Computing Lab
Desde la izquierda: Alex Nguyen, Sangita Sharma, Max Pinaroc, Sai Prasad, Lama Nachman y Pete Denman. Miembros del equipo Anticipatory Computing Lab de Intel, que desarrollaron la interfaz informática de Stephen Hawking.

Hubo un momento a mediados de los años 80 que parecía que Stephen Hawking había llegado a su final. Durante un viaje a Ginebra, el mundialmente famoso físico contrajo neumonía, que devastó su ya frágil cuerpo. Mientras yacía inconsciente, conectado a un ventilador, los doctores concluyeron que Hawking no tenía solución y sugirieron educadamente a su primera mujer, Jane, que considerara la posibilidad de apagar la máquina.

Pero Jane sabía que Hawking había superado todos los obstáculos antes. Con 21 años, le diagnosticaron ELA, una enfermedad de la neurona motriz y le informaron que solo viviría unos pocos años. Sin embargo, Hawking siguió realizando una investigación científica pionera. Estaba trabajando en un libro titulado Breve historia del tiempo cuando Jane pidió que trajeran a Hawking a su casa de Cambridge.

Lo que sucedió fue una recuperación milagrosa, pero extraordinariamente difícil. Los doctores le practicaron una traqueotomía, que salvó la vida de Hawking, pero que le dejó sin voz. La ELA ya le había dejado incapaz de escribir y, si no podía hablar, temía que no pudiera acabar su libro.

Al principio se comunicó mediante un sistema de cartas primitivo. A continuación, se desarrolló un programa que le permitía escribir pulsando un interruptor con su pulgar y, mediante un sintetizador, era capaz de hablar. Continuó hasta publicar Breve historia del tiempo, que vendió más de diez millones de copias.

Cuando la ELA siguió progresando, Hawking perdió la capacidad de mover los pulgares y pasó a usar el músculo de una mejilla para escribir mediante un interruptor de infrarrojos acoplado a sus gafas.

En 2011, el científico estaba frustrado por su bajo ritmo de escritura y escribió al cofundador de Intel Gordon Moore solicitándole ayuda. Intel había cubierto las necesidades informáticas de Hawking desde finales de 1990 y Moore mandó de inmediato a un equipo a Cambridge, que incluía a Lama Nachman, directora de Anticipatory Computer Lab de Intel en Silicon Valley.

Professor Stephen Hawking and Lana Nachman

A Nachman le sorprendió la cantidad de tiempo que necesitaba Hawking para realizar las operaciones más simples. Solo podía escribir una, quizás dos, palabras por minuto, y el incómodo sistema de interfaz le obligaba a dedicar cuatro minutos a abrir un simple archivo. Era un genio que podía explicar los orígenes del universo, pero que estaba bloqueado por una plataforma de software anticuada.

El equipo estaba rebosante de ideas vanguardistas, desde sistemas de seguimiento de los ojos hasta tecnología de actividad cerebral. Pero tras meses de estudio, Nachman se dio cuenta que Hawking no quería un cambio radical: el científico ya tenía 70 y pico años y no quería tener que lidiar con nuevos sistemas. Pasaron a trabajar en mejoras menos disruptivas, como desarrollar una nueva plataforma de software basada en el contexto que eliminaba pasos innecesarios y, en asociación con SwiftKey, adaptar un sistema de predicción de palabras específicamente para Hawking. “El truco consiste en ceñirse a aquello para lo que está preparado”, dice Nachman.

En la actualidad, el ritmo de escritura de Hawking ha aumentado a más del doble. El archivo que tardaba cuatro minutos en abrir ahora está listo en menos de diez segundos.

“Me resultaba muy difícil seguir comunicándome de un modo eficaz y hacer las cosas que me gusta hacer“, dijo a los periodistas en 2014. “Con las mejoras realizadas, ahora soy capaz de escribir mucho más rápido, lo que significa que puedo seguir dando conferencias, escribiendo artículos y libros y, por supuesto, hablar con mi familia y amigos con mayor facilidad“.

En el verano de 2015, Intel puso a disposición del público el software asistencial de forma gratuita. En la primera semana, las licencias de la plataforma de código abierto se descargaron 10.000 veces. Personas de todo el mundo que sufren de enfermedades de la neurona motriz u otras afecciones que limitan drásticamente su movimiento han usado y modificado el sistema, denominado ACAT, o Conjunto de herramientas asistenciales basadas en el contexto.

“El problema de mucha tecnología asistencial es que es muy cara e inasequible”, dice Nachman. “La gente me envía mensajes que dicen: “Me moría de ganas de comunicarme con las personas que amo, y ahora ya puedo hacerlo””. Su voz se quiebra y se detiene brevemente para recuperarse. “En ese momento es cuando te das cuenta realmente del impacto que está teniendo”.

Junto con el desarrollo de ACAT, Intel ha formado un equipo para garantizar que Hawking dispone del mejor hardware posible. Dicho equipo, con sede en Oregón, está dirigido por el ingeniero Travis Bonifield, que empezó a trabajar con Hawking en 2001, antes de la llegada de las tablets. Al principio, Bonifield se vio obligado a comprar un portátil y “desmontarlo por completo y remodelarlo como una tablet” para instalarlo en la silla de ruedas de Hawking.

La adaptación fue ingeniosa, pero no exenta de problemas. “Todo se diseñó a medida, de modo que si algo no funcionaba, teníamos que desmontarlo todo y volver a montarlo”, dice Bonifield. “Y cada vez que lo hacíamos, parecía que surgía otro problema”.

En 2011, mientras el equipo de Nachman empezaba a rediseñar el software de Hawking, Bonifield estaba modernizando el hardware de Hawking. Intercambió el sistema antiguo de una tablet Lenovo ThinkPad X220t convertible. El ordenador encajaba fácilmente en el chasis, tenía velocidad más que suficiente y disponía de una pantalla que se podía leer mejor con luz solar.

“Stephen sale mucho al exterior y, con algunos de estos portátiles, incluso los que se pueden leer con luz solar, no podía ver la pantalla al sol”, dice.

Desde entonces, Bonifield ha actualizado el ordenador Lenovo de Hawking cada dos años. En la actualidad, Hawking usa un ThinkPad Yoga 260, un modelo que seleccionó el propio Hawking en 2016. Todo el tiempo, la fiabilidad y durabilidad han sido los criterios clave. “Stephen viaja por todo el mundo, y su sistema tiene que funcionar”, dice David Rittenhouse, el ingeniero mecánico del proyecto de Hawking. “No podemos dejar que salga al estrado y tenga un problema”.

Después de años de experimentación, éxitos, fracasos y repeticiones, el tiempo de mantenimiento del hardware necesario en la actualidad, dice Bonifield, es prácticamente cero, lo que les ha permitido crear funciones adicionales. Rittenhouse se puso en contacto con Sound Research, cuyo Director ejecutivo, Tom Paddock, diseñó sistemas de audio para Grateful Dead y Stevie Wonder. Paddock creó un nuevo sistema para Hawking en 2016 y la configuración actual incluye una cámara frontal, para que Hawking pueda ver lo que hay al otro lado de su ordenador.

Aunque los dos equipos han logrado una serie de importantes avances, siguen buscando mejoras, sobre todo a medida que Hawking envejece. Dependiendo del día, la fuerza de Hawking puede variar, lo cual afecta a su capacidad de flexionar el músculo de la mejilla. El equipo de Nachman ha estado trabajando en nuevos algoritmos, usando los datos recopilados durante muchos meses, para entender mejor rango de Hawking, lo que permite al sensor interpretar mejor sus movimientos. Tienen previsto implementar el nuevo sistema digital este año.

Entretanto, Hawking continúa desarrollando su exhaustiva investigación sobre los agujeros negros, el universo primitivo y el problema de la información en los agujeros negros. En 2016, él y sus colegas Malcolm J. Perry, profesor del Departamento de matemática aplicada y física teórica de la Universidad de Cambridge y Andrew Strominger, profesor Gwill E. York de física y Director del Centro de leyes fundamentales de la naturaleza de Harvard, publicaron su ensayo titulado “Soft Hair on Black Holes” (Cabello suave en los agujeros negros) en el diario Physical Review Letters, que defendía que la información de los objetos atrapados en los agujeros negros sigue viviendo en un “cabello suave de supertraslación”, que permanece en el horizonte una vez que muere el agujero negro. Su trabajo sigue manteniendo en vela a astrofísicos de todo el mundo.

Para el equipo de Intel, permitir que Hawking siga hablando todo el tiempo posible para que pueda continuar estas importantes colaboraciones es el objetivo principal. Y para todos los participantes ha demostrado ser el proyecto de toda una vida.

“Nunca me han impresionado las personas famosas, pero es difícil no sorprenderte cuando lees la vida de Stephen”, dice Bonifield, que se ha reunido con Hawking en persona varias veces. “Es algo más que simplemente facilitar la informática a Stephen. Estamos ayudando a alguien que es “patrimonio de la humanidad” a seguir comunicándose con el mundo”.

Procesadores Intel® Core™ Intel Inside®. Rendimiento extraordinario.

No es un portátil. Es un ThinkPad

Para saber más sobre los ThinkPad y comprar los últimos portátiles y tablets, visita Lenovo.com.

Ultrabook, Celeron, Celeron Inside, Core Inside, Intel, el logotipo de Intel, Intel Atom, Intel Atom Inside, Intel Core, Intel Inside, el logotipo Intel Inside, Intel vPro, Itanium, Itanium Inside, Pentium, Pentium Inside, vPro Inside, Xeon, Xeon Phi y Xeon Inside son marcas registradas de Intel Corporation o de sus filiales en Estados Unidos y en otros países.