Cómo ThinkPad ha cambiado el mundo durante 25 años
< Volver a cuadrícula

Echar una mano

El verano es normalmente la época en la que los estudiantes descansan mentalmente de sus estudios: se van de viaje o inician una nueva afición. Jeff Powell, un graduado en ingeniería biomédica por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (UNC), obviamente, nunca tuvo en mente tomarse un respiro. Durante un verano, aprendió por su cuenta los pormenores de la impresión 3D, empezó a esbozar ideas para construir una prótesis de mano y consiguió crear un prototipo funcional antes de que terminara el verano.

Esta historia podría haberse desarrollado en el sótano en Phillips Hall, donde Powell pasaba incontables horas conectando su ThinkPad a la impresora 3D, pero en realidad empezó con Holden Mora, un niño de siete años en Chapel Hill que nació con los dedos de la mano izquierda sin desarrollar por completo.

“Había estado buscando diferentes maneras de hacer algo para ayudar a los demás, ya que siempre he agradecido la ayuda que he recibido de mi familia y profesores”, dijo Powell. “Al enterarme de la situación de Holden, y de lo caras que son las prótesis, empecé a pensar en cómo solucionar el problema con la tecnología”.

El precio exorbitante de las prótesis es lo suficientemente alto como para suponer un obstáculo para la mayoría de los padres, aparte del hecho de que los niños crecen constantemente, lo que significa que los miembros artificiales se deben cambiar con frecuencia. Así que Powell no solo necesitaba una solución alternativa e innovadora, necesitaba una solución que funcionara a largo plazo. Así es como empezó en la fabricación aditiva.

“La impresión en 3D ha avanzado mucho en poco tiempo”, afirmó Powell. “Las impresoras solían ser aparatos enormes y caros que se utilizaban en la fabricación de automóviles. Pero ahora, se ha convertido en una forma de producción rápida y asequible; podemos diseñar una prótesis de mano con tan solo unos veinte dólares de material”.

Cuando trabajas en una impresión 3D de ocho horas, cualquier fallo en una fracción de segundo puede arruinar tu prototipo. Por eso, Powell confía en el ThinkPad para hacer el trabajo. Además, es fantástico para ejecutar el programa de código abierto que Powell ha utilizado para aprender por sí mismo cómo funciona el diverso y siempre cambiante mundo de la impresión 3D.

Tras muchas horas en el laboratorio, muchos experimentos fallidos e innumerables horas con su ThinkPad aprendiendo en comunidades de código abierto, Powell creó un prototipo funcional para Holden. Pero el problema seguía ahí: ¿cómo podría esta tecnología pasar de ser un arreglo temporal a una solución permanente?

“Para solucionar el problema, me di cuenta de que podía crear un grupo de estudiantes en la UNC”, dijo Powell. “Eso les haría ganar horas de servicio a la comunidad, una gran experiencia tecnológica y, lo más importante, sería una fuente continua de nuevos dispositivos para aquellos que los necesiten”.

Desde sus inicios, el programa ha evolucionado hasta convertirse en un club autosuficiente, con dos divisiones abiertas en las facultades de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y el Colegio Comunitario Técnico Durham, así como una organización sin ánimo de lucro llamada “The Helping Hand Project”, gestionado por Powell y otros miembros del comité. Al fundar una organización sin ánimo de lucro fuera de la escuela, puede recaudar dinero para los programas e incluir personas que no son estudiantes pero que, incluso, quieren ayudar o invertir su tiempo en el proyecto.

Aunque Powell ha dejado el diseño a un lado y se dedica más a la administración, no puede evitar mancharse las manos de vez en cuando. “Estamos trabajando en la manera de personalizar más las prótesis para los niños; incluso hemos hecho una prótesis que brilla en la oscuridad”, dijo Powell.

Más allá de la apariencia estética, Powell diseña dispositivos para tareas específicas. Lo que significa que si un niño quiere montar en bici o tocar la trompeta, podría cambiar los componentes de la prótesis dependiendo de la tarea que quiera realizar.

Al construir todos estos dispositivos y ofrecerlos a la comunidad, se dio cuenta rápidamente de que había creado un grupo de apoyo sin querer. Sus esfuerzos habían gestado un trabajo social y orgánico, y un grupo de terapia para padres e hijos, a modo de efecto secundario maravilloso.

“Aunque no entraba dentro de nuestros planes en un principio, nuestra parte de apoyo ha crecido hasta convertirse en algo tan valioso como las manos que ofrecemos”, dijo Powell.

Ya sea mediante la tecnología innovadora, la orientación en clase o simplemente al ofrecer un espacio seguro donde hablar, Powell ha encontrado una manera increíble y sostenible de echar una mano a aquellos que lo necesiten.

Procesadores Intel® Core™ Intel Inside®. Rendimiento extraordinario.

No es un portátil. Es un ThinkPad

Para saber más sobre los ThinkPad y comprar los últimos portátiles y tablets, visita Lenovo.com.

Ultrabook, Celeron, Celeron Inside, Core Inside, Intel, el logotipo de Intel, Intel Atom, Intel Atom Inside, Intel Core, Intel Inside, el logotipo Intel Inside, Intel vPro, Itanium, Itanium Inside, Pentium, Pentium Inside, vPro Inside, Xeon, Xeon Phi y Xeon Inside son marcas registradas de Intel Corporation o de sus filiales en Estados Unidos y en otros países.