Cómo ThinkPad ha cambiado el mundo durante 25 años
< Volver a cuadrícula

Cómo una empresa está ampliando las fronteras de la tecnología VANT

Han pasado cien años desde que el primer avión sin piloto surcó los cielos. Pero lo que parece una proeza mágica es realidad; es una innovación que ha cambiado el mundo en industrias tan variadas como la sanidad o la venta al por menor.

Los vehículos aéreos no pilotados, comúnmente conocidos como drones, se llevan tiempo utilizando por los ejércitos de todo el mundo para evitar enviar pilotos humanos a misiones que son demasiado “insignificantes, sucias o peligrosas”.

Sin embargo, los drones también se están convirtiendo el herramientas fundamentales más allá de la intensidad calculada de la sala de emergencias. Una empresa de consultoría aérea estimó que solo en 2016 se vendieron dos millones de drones a consumidores particulares, y que las empresas privadas están utilizando estos vehículos para entregar las compras en línea, llevar la conexión a internet a áreas remotas y tomar fotos aéreas impresionantes de paisajes lejanos y salvajes.

En palabras de uno de los pioneros en la industria VANT moderna; “Estamos entrando en la era de los drones”.

La industria de los drones está creciendo a gran velocidad y depende de agrupar la fabricación de aviones con el desarrollo de hardware y software para asegurar que los aviones autónomos puedan llevar a cabo sus misiones, sean las que sean. Pero la mayoría de los desarrolladores se especializan solo en una o dos fases del proceso, lo que deja espacio para el retraso, el error o el alto coste ya que el producto va pasando de mano en mano.

En la animada metrópolis de Bangalore, India, una empresa de 22 empleados trabaja para cambiar este hecho.

Absolute Composites, una empresa fundada por el ingeniero Raghav Reddy, utiliza materiales compuestos como la fibra de carbono, los paneles sándwich en forma de panal y los procesos innovadores de fabricación, para construir aparatos VANT en diferentes tamaños que consuman muy poco combustible y puedan transportar cargas más pesadas que cualquier tecnología de su clase.

Entre sus clientes cuentan con algunas de las mayores organizaciones de investigación dron de la India, las cuales desarrollan tecnología que ayudará al ejército del país, a liderar descubrimientos científicos nacionales y expandir las barreras de la tecnología aeroespacial.

Reddy dijo que sus aeronaves transformarán la entrega de mercancías, lo que puede mejorar la seguridad humana tanto en la ayuda humanitaria como en la defensa, al entregar bienes sin poner en peligro a ningún piloto humano.

Por ejemplo, según Reddy, las áreas más recónditas del planetas pueden abastecerse con el servicio de entregas por dron, ayudando así a llevar la ayuda médica o humanitaria allá donde no había sido posible antes. Se podrían utilizar los drones para luchar contra los incendios incontrolados, transportar suministros de primera necesidad a aquellos atrapados por las inundaciones, controlar cosechas y mucho más.

Absolute Composites diseña la aeronave, utiliza materiales compuestos ultraligeros y de bajo coste para construirlos y después realiza pruebas en el vehículo antes de que sea aprobado para su uso en el campo. Reddy y su equipo acompañan al producto en cada paso del proceso de desarrollo, algo único en el todavía incipiente campo de la producción VANT.

Para Absolute Composites, los ThinkPads son la herramienta perfecta en cada paso de su proceso de desarrollo. Según Reddy, su equipo siempre está en movimiento. Por eso es tan importante que sus portátiles aguanten todos los obstáculos que se encuentren en el camino, incluso en las condiciones más adversas. Cuando están en casa en el laboratorio, utilizan los ThinkPads en gran parte para el modelado y la simulación matemática.

Y, para cada dron que construyen, el ThinkPad sirve como el control principal. Cuando prueben los vehículos, cargan una “estación de control terrestre” predesarrollada en el dispositivo y después la utilizan para controlar y navegar el VANT desde el suelo.

El equipo está trabajando en la construcción de drones que serán capaces de volar por la estratosfera de la Tierra, dijo Reddy. Así que, como era de esperar, los drones volarán en muchas ocasiones fuera del alcance de su vista. El equipo planea introducir coordenadas GPS y conectar instrucciones de altura en el ThinkPad, utilizado como unidad de control terrestre, para asegurarse de que la aeronave vuela hacia donde ellos pretenden, aunque no puedan verlo directamente.

Para Reddy, alcanzar el cielo ha sido su sueño de toda la vida; un sueño que le ha brindado una buena cantidad de retos, tantos técnicos como financieros.

“Me metí en los compuestos porque era la elección natural para la fabricación de aeronaves, porque con estos materiales puedes empezar con poco capital”, dijo Reddy. “Y para ser sincero, empecé con una inversión de unos cuarenta dólares”. Se compró herramientas manuales, fibra de carbono y algo de resina, y montó una tienda en su cocina en 2005. Ese fue el principio del proyecto que acabaría por convertirse en Absolute Composites.

“Mis amigos empezaron a unirse a mí y el apoyo llegó de todas partes”, afirmó Reddy. En aquel momento, puntualizó, incluso los materiales más básicos como un mando a distancia o una hélice eran difíciles de conseguir en la India.

“Fue difícil para nosotros importar cualquier cosa que tuviera que ver con esa tecnología. Solíamos depender de nuestros familiares y amigos que venían de los Estados Unidos. Les enviábamos información y solo teníamos que esperar de seis meses a un año para conseguir cualquier pieza pequeña”, dijo.

Ahora, las cosas son algo más fáciles para Absolute Composites. Pero eso no significa que Reddy y su equipo vayan a dejar de superar sus límites.

A partir de ahora, sus aeronaves pueden aguantar siete veces más en vuelo y llevar veinte veces más peso de lo que está disponible en el mercado. Tienen la esperanza de continuar refinando y creando más soluciones innovadoras a los problemas de su nación y del mundo. Al fin y al cabo, el cielo es el límite.

Procesadores Intel® Core™ Intel Inside®. Rendimiento extraordinario.

No es un portátil. Es un ThinkPad

Para saber más sobre los ThinkPad y comprar los últimos portátiles y tablets, visita Lenovo.com.

Ultrabook, Celeron, Celeron Inside, Core Inside, Intel, el logotipo de Intel, Intel Atom, Intel Atom Inside, Intel Core, Intel Inside, el logotipo Intel Inside, Intel vPro, Itanium, Itanium Inside, Pentium, Pentium Inside, vPro Inside, Xeon, Xeon Phi y Xeon Inside son marcas registradas de Intel Corporation o de sus filiales en Estados Unidos y en otros países.